20/03/2018

El Zoo será un centro de referencia mundial en conservación, investigación y divulgación

La dirección ha presentado un su propuesta del plan estratégico del Zoo con una nueva perspectiva de la función social para el siglo XXI

El director del Zoo, Antoni Alarcon, ha presentado al patronato de la Fundación Barcelona Zoo la propuesta del plan estratégico que hará realidad la visión compartida de actores sociales i políticos para garantizar el futuro del Zoo y su función de servicio público con una revisión a fondo de sus bases de funcionamiento. Un proyecto que toma como referencia los trabajos de otros zoos como el de Nueva York, Londres o San Diego.

Esta visión compartida es fruto del trabajo realizado el 2016 por el Grupo de Trabajo del Zoo, que abogó por un Zoo en el Parc de la Ciutadella, con el bienestar animal como elemento imprescindible a todas las actuaciones y basado en tres ejes de desarrollo:

- La conservación de especies que estén amenazadas o en peligro de extinción, de fauna autóctona y mediterránea 

- El impulso de la investigación y de los proyectos a la naturaleza que mejore su situación

- La intensificación de la función educativa

El objetivo del proyecto es que el Zoo de Barcelona se convierta en el punto de encuentro de la investigación, conservación y divulgación de la fauna autóctona, ibérica, mediterránea: el Zoo será el hogar de los naturalistes de Catalunya.

Conservación, fauna autóctona y fauna amenazada – El Zoo sale del Zoo

En este eje se establecen 3 criterios que comportaran la reestructuración del nombre y las especies acogidas actualmente en el Zoo:

1. Priorizar las especies de la fauna autóctona. Pasando del 15% del total a más del 30% en una primera fase. 

2. Priorizar especies con un alto nivel de amenaza en la naturaleza. Pasando del 22% del total al 40% a corto plazo.

3. Priorizar especies para las que existan planes de conservación.

El plan estratégico propuesto quiere consolidar la transformación del Zoo como referente en el ámbito de fauna salvaje local y cercara geográficamente en el marco de la Conservación de la Mediterránea. Algunos ejemplos son el tritón del Montseny, el alcaudón chico en las tierras de poniente, los galápagos leprosos, los anfibios del Empordà, el seguimiento de la nutria en el Besós, el de los rorcuales del mar catalano-balear, las mariposas del Área Metropolitana, así como el fartet en el delta del Llobregat, la tortuga mediterránea o la introducción del ferreret en Mallorca. Se potenciarán los acuerdos con centros de investigación y administraciones locales de todo el territorio. Este año, el 69% de la dotación económica en proyectos de conservación in situ se destinará a fauna autóctona i el 23% a fauna alóctona, y un 6% a otros. 

Igualmente se potenciará la conservación exsitu con tal de convertirse en instrumento para la conservación, centrándose en la preservación de especies en peligro de extinción y vulnerables, tanto autóctonas como alóctonas. 

 

Investigación – Polo de la ciencia y la ecología del país

El impulso científico será reforzado doblando el presupuesto de la investigación y la conservación in situ y el establecimiento de líneas de colaboración con las instituciones científicas y académicas del país.

En esta línea, el Zoo se incorpora en el polo de la ciencia y la ecología del país que, en un espacio de 1 km2, reúne más de 5.000 investigadores en diversos centros. 

Educación – Conocimiento y emoción 

Se propone poner en marcha una estrategia comunicativa integral que permitirá que la visita al Zoo no se limite a la observación de un conjunto de instalaciones con animales, sino que se convierta en una experiencia completa que ayude a adquirir conocimientos nuevos, que emocione y que mueva a la acción durante la estancia en el parque, antes y después. También se potenciará la figura de los Amigos del Zoo, para facilitar la transmisión de los valores renovados del Zoo.

Sostenibilidad

La nueva visión proyecta el Zoo como un equipamiento de referencia de la sostenibilidad de la ciudad, que permite explicar cuáles son las políticas de la ciudad a nivel ambientla, aplicadas al Zoo, que tienen traslación global. Se introducirán mejoras en la gestión del agua, de los residuos, en la movilidad, en la restauración, la educación ambiental, dando especial atención al rol del Zoo en la conservación de la fauna silvestre local de la Ciutadella. 

Renovación del espacio físico 

El desarrollo de los tres ejes fundamentales comportará también una metamorfosi del espacio físico. El Zoo redistribuirá sus espacios con tal de conseguir infraestructuras estructuradas en términos de biomas y taxones. 

- Se crearán nuevos espacios: bioma de la mediterránea como ámbito prioritario del Zoo, centro de biodiversidad marina, mariposario i Pabellón de invertebrados.

- Se finalizará el bioma de la Sábana del Sahel i el bioma de insularidad de Madagascar.

- Se mejorarán el resto de instalaciones agrupándolas siempre que sea posible por taxones (primates o dragones de Komodo) 

- Se mejorará el espacio público y se establecerán nuevos equipamientos imperativos para la función del Zoo: nueva de educación, área logística, redes de servicio, etc. 

El nuevo modelo establece la oportunidad de crear grandes biomas de especies, favoreciendo la inmersión de espacios más naturalizados y mejorando el bienestar animal. Las nuevas instalaciones se complementas con equipamientos logísticos al servicio del Zoo. 

Inversiones previstas

Para llevar a cabo el nuevo modelo se prevé una inversión global del 64.6M€ en el período 2018-2031. Un 50% se destinarán en las instalaciones de los animales, un 24% a espacio público y vías de servicio, un 21% a equipamientos y logística y un 5% a derribos y provisionalidades.

Volver al listado de noticias

 
Subir