27/07/2018

Los visualizadores trabajan por la tolerancia cero contra las viviendas ilegales

Su labor ha permitido reducir en un 70% el número de anuncios sin licencia en las plataformas de internet

El Ayuntamiento de Barcelona y las plataformas de alquiles turístico se han comprometido a trabajar por la tolerancia cero con los pisos turísticos ilegales, y explorar todos los mecanismos posibles de colaboración para ser más ágiles en retirarlos inmediatamente de sus webs. La labor de los visualizadores, el cuerpo de búsqueda activa de la actividad turística ilegal, ha sido clave para conseguir reducir en un 70% la oferta ilegal.

La misión de los visualizadores es la de buscar la actividad turística ilegal con tal de garantizar la mejora de la convivencia con la regularización de aquellas actividades vinculadas al alojamiento turístico, así como garantizar el correcto funcionamiento de las actividades y usos indebidos. Entre les funciones de los visualizadores, a requerimiento del Ayuntamiento, están las de la búsqueda activa de alojamientos turísticos ilegales o la visualización de otras actividades o elementos de la red pública o paisaje urbano que incumplan las ordenanzas municipales, entre otras.

70% menos de oferta ilegal con la actuación inspectora del Ayuntamiento

El plan de choque contra la vivienda de uso turístico ilegal ha permitido que el número total de anuncios sin licencia en las plataformas de Internet se haya reducido de 5.875 en 2016 a 1.714 en 2018. Estos datos suponen una reducción drástica del 70%. Por lo tanto, la oferta masiva de alojamiento turístico que se multiplicó exponencialmente con la aparición de las plataformas de alquiler vacacional ha sufrido una parada gracias al efecto disuasorio de las medidas sancionadoras desplegadas.

Por plataformas, con fecha de principios de junio Airbnb acumula 1.082 anuncios de pisos ilegales, Homeaway, 115, Niumba, 7, Only Apartments 18, Rentalia, 22, Tripadvisor, 46, y Wimdu, 424.

A partir de esta foto fija de la oferta ilegal de alojamientos turísticos en Barcelona, el Ayuntamiento ha enviado la petición a Airbnb y Wimdu de retirada de sus anuncios detectados como ilegales y sigue trabajando para la detección de otros anuncios que hayan podido surgir en estas últimas semanas.

Dos años de aplicación del plan de choque

En el balance de dos años de la aplicación del plan de choque contra la actividad ilegal de alojamiento de uso turístico, que arrancó en julio del 2016 con herramientas para actuar con más agilidad, eficacia y eficiencia contra la oferta sumergida, se hizo público que se han dictado 4.148 órdenes de cese, se han comprobado 2.129 emplazamientos –más de la mitad- la han acabado voluntariamente y han dejado de operar, y se han dictado 226 precintos, hecho que pone de manifiesto la efectividad de la actuación municipal.

Volver al listado de noticias

 
Subir