30/07/2015

Los orangutanes estrenan una nueva instalación

El nuevo espacio tiene una superfície de 1.000 2 y se ha diseñado garantizando el máximo bienestar de los animales

Los orangutanes del Zoo de Barcelona ya han podido estrenar su nueva instalación, que ha sido diseñada siguiendo criterios que garantizan el máximo bienestar de los animales y la máxima flexibilidad en el aprovechamiento del espacio. Su superficie total es de 1.100 m2 y consta de 4 zonas principales, 2 exteriores (de 453 y 216 m2) y 2 exteriores de 99 y 47 m2), lo que permitirá observar el grupo de orangutanes durante todo el año con independencia de la climatología. El coste de la instalación ha sido de 1.231.603.38 euros.
 
Las instalaciones exteriores están totalmente naturalizadas, con una barrera vegetal que delimita el área del recinto y que recrea una ribera natural, hecha con piedra artificial y rocas naturales. Una cascada principal de 4 metros de altura i un suave salto de agua refrescan el ambiente. También se han instalado elementos de enriquecimiento como troncos, cuerdas y plataformas de madera que permiten a los orangutanes recrear su comportamiento natural. Además, por primera vez, se han usado unas varillas gruesas de hierro que permiten un balanceo similar al de las ramas de los árboles y que facilitan el desplazamiento de los orangutanes a los estratos superiores de la instalación.

Los 4 espacios de la instalación están conectados entre sí a través de varios accesos alternativos, lo que permite un mejor manejo del grupo por parte de  los cuidadores y favorece la posibilidad de alojar, si fuera necesario, dos machos adultos.

También se han adecuado los espacios perimetrales de la instalación, habilitando 5 puntos de visión semicubiertos para que el público pueda observar los orangutanes. Así, se ha construido una barrera vegetal densa, que actúa como espacio de inmersión para el visitante del Zoo y que crea un recorrido donde se han instalado diferentes puntos de información sobre la especie y los peligros que pueden llevarla a la extinción en su hábitat natural. El nuevo espacio está situado en la anterior ubicación y comprende, entre otros, el antiguo foso de los mandriles, trasladados al Zoo de Lisboa, que ha quedado totalmente transformado. 

Una familia de orangutanes

En el Zoo vive una familia de 7 orangutanes. El macho dominante del grupo es Karl, de 18 años, que llegó a Barcelona el 2005 procedente del Zoo de Dublín. Cuando llegó se aparejó con Locky, la orangután más longeva del Zoo con 32 años, con la que tuvo dos crías: Sari, nacida en 2008 y Balú, nacido en 2013.
 
A la vez, Karl también se aparejó con Jawi, una hembra de 18 años hija de Locky. Con ella aumentó el grupo con dos crías más: Jingaa, nacida en 2009, y Jadia, nacida el pasado mes de enero, que ha sido la última en llegar.

En peligro de extinción. Alerta de les Naciones Unidas


Los orangutanes que se encuentran en el Zoo són de la especie de Borneo, endémicos en esta isla del sudeste asiático. Está catalogada en la lista roja de la Uniñon Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una especie en peligro de extinción en su medio natural. Actualmente quedan algunas poblaciones muy reducidas y dispersas en la isla de Borneo, amenazadas por la intensa tala de a´rboles, la quema de la selva, la caza furtiva y la comercialización de las crias en el mercado negro.

Los pasados dias 27y 28 de julio, Naciones Unidas presentó un informe titulado “The future of Bornean Orangutan: Impacts of Change in Land Cover anv Climate”, en el que alerta sobre las amenazas a les que se enfrenta la especie por la alteración de su hábitat y el cambio climático. Según este informe, el 80% de los orangutanes que aún se encuentran en su hábitat natural en Borneo podría haber desaparecido el año 2080 si las políticas de uso de la cubierta vegetal y el suelo no se modifican.

El informe, publicado por el Programa Medioambiental de la Naciones Unidas (UNEP) en colaboración con la Universidad John Moores de Liverpool y la Asociación para la Supervivencia de los Grandes Simios (GRASP) indica que la conversión masiva de los bosques de Borneo en campos de cultivo – principalmente dedicados al aceite de palma - fragmentan el territorio que habitan los orangutanes, librándolos a la extinción en muchas áreas.

El Zoo de Barcelona, miembro de GRASP, es un referente de primer orden dentro del Programa Europeo de Especies en Extinción (EPP) ya que se han producido 4 nacimientos de orangután en los últimos 6 años. Estos nacimientos corroboran el éxito reproductivo del EPP de la especie y es un exponente de la vitalidad del grupo y del buen trabajo de los profesionales responsables.



Volver al listado de noticias

 
Subir