21/05/2020

Redescubierta una especie desaparecida de tritón en los Aiguamolls de l’Empordà

Se trata del tritón jaspeado, una especie de anfibio que no se localizaba en la zona desde hacía más de 20 años

Se ha localizado una población reproductora con individuos adultos en fase de apareamiento, y larvas en diferentes estadios de crecimiento

El tritón jaspeado (triturus marmoratus), una especie de anfibio que se creía desaparecida en la zona, ha sido redescubierta en los Aiguamolls de l’Empordà. El hallazgo ha estado posible gracias al grupo de trabajo Observatori Amfíbic de la IAEDEN que está realizando el Atlas de Anfibios del Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà. Este proyecto está financiado por la Fundación Barcelona Zoo y colabora el Centre de Fauna dels Aiguamolls de l’Empordà y el centro de investigación en ecología CREAF.

Este proyecto fue creado con el objetivo de estudiar y velar por la creación de acciones de conservación de los anfibios en frente del cambio global, así como dar a conocer la importancia de este grupo animal a través de acciones de educación ambiental. En concreto, este hallazgo se ha hecho en el marco del proyecto de creación del Atlas de Anfibios de los Aiguamolls de l’Empordà, uno de los objetivos principales actuales del observatorio anfíbico.

Después de cinco años de prospecciones, se ha encontrado una población reproductora de tritones jaspeados donde se han detectado tanto animales adultos (un macho y varias hembras), como un alto número de larvas en diferentes estadios de desarrollo. El anfibio era muy frecuente en la llanura del Empordà hasta los años 80, a finales de la década de los 90 y principios de los 2000 empezó a desaparecer. Desde entonces no se había encontrado ningún individuo de la especie a esta zona y se daba por hecho su extinción en los humedales, a causa de la intensificación y cambio agrario, la nitrificación de las aguas y la llegada de nuevas especies invasoras, como el cangrejo de río americano.

El origen de los tritones es todavía incierto, puesto que podría tratarse tanto de una continuación de la población original, que en realidad  no se habría extinguido, como de una recolonitzación, más o menos reciente, proveniente de ejemplares nacidos a la sierra de Verdera, enclave próximo en la zona concreta donde se han encontrado.

Una especie protegida

El tritón jaspeado está catalogado como especie protegida por varias leyes en el ámbito estatal, e incluida en el catálogo de fauna amenazada de Cataluña. Ahora, hay que actuar de manera efectiva para garantizar la supervivencia de esta pequeña población y salvar las posibles amenazas que podrían hacer que especie desapareciera de nuevo.

Ante esta situación, es importante tomar medidas y acciones de conservación de manera inmediata, como evitar los tratamientos fitosanitarios al entorno inmediato de la población y hacer un seguimiento regular de la zona y la población de cangrejo, un depredador natural del tritón. Además, hay que mejorar la conexión del Parque Natural de los Aiguamolls de l’Empordà  con la sierra de Verdera, un espacio donde todavía hay colonias de tritón, para permitir la supervivencia de la población redescubierta y mejorar y ampliar las poblaciones de tritones y otros anfibios al conjunto del parque.

El tritón jaspeado es un anfibio urodelo presente únicamente en el norte de la península Ibérica y en el centro y sur del estado francés. En Cataluña se distribuye en dos núcleos separados entre sí: el más grande situado en las comarcas gerundenses y en el norte de las barcelonesas, y un núcleo más pequeño situado en Tierras del Ebro.

La fauna anfibia, preocupación prioritaria de la UICN

En los últimos años, los anfibios han sufrido una grande bajada a escala mundial y de hecho, son uno de los grupos animales más vulnerables a los efectos del cambio global. Por este motivo el estado de sus poblaciones es una de las principales preocupaciones de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Natura). Entre las principales causas del declive se pueden citar las siguientes: especies introducidas, el cambio climático, la destrucción de hábitat y las dolencias emergentes. Desgraciadamente, la fauna anfibia de Cataluña no está exenta de estas amenazas.

Volver al listado de noticias

 
Subir