28/04/2020

TuroCat: el proyecto al rescate del turón europeo, uno de los carnívoros más desconocidos y amenazados de Cataluña

En el marco del proyecto *TuroCat, se han destinado 60.000 euros en el 2019 para mejorar su hábitat, evitar atropellos, erradicar especies invasoras que lo amenazan, y potenciar la cría en cautividad

Hasta el 2022, trabajarán también en la recuperación del paisaje agrícola en que habita, y la reintroducción de ejemplares en áreas de interconexión, con el objetivo de aumentar el número de efectivos existentes, que actualmente se calculan entre 100 y 300 ejemplares

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, el Zoo de Barcelona y la ONG Trenca coordinan este proyecto, que cuenta con la financiación de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Zoo de Barcelona y la Generalitat


El turón europeo es uno de los pequeños carnívoros más desconocidos y amenazados de nuestros campos. Un gran aliado de los agricultores que controla de manera natural las plagas de roedores y conejos, pero que paradójicamente se encuentra en peligro por la intensificación y la desaparición de los paisajes agrícolas tradicionales.
 
El Departamento de Territorio y Sostenibilidad trabaja conjuntamente con entidades públicas y privadas con el objetivo de evitar la extinción del turón europeo (Mustela putorius). Por eso, ha impulsado junto con el Zoo de Barcelona y la participación de la Asociación Trenca, el proyecto TuroCat, que comprende un conjunto de actuaciones hasta el 2022 para la mejora de hábitats, la erradicación de especies invasoras competidoras, la recuperación de poblaciones presa, la mejora de la conectividad entre los actuales núcleos poblacionales supervivientes, la disminución del número de atropellos, la reproducción en cautividad y la liberación de ejemplares de la especie.

El proyecto nace como respuesta a la necesidad de intervención urgente para preservar este animal, después del estudio y análisis llevado a cabo en los últimos cinco años para localizar y caracterizar ecológicamente las poblaciones remanentes en Cataluña, identificando los factores que en mayor medida determinan su supervivencia: competidores directos, presas y hábitats clave. También se han identificado las áreas críticas para restablecer la interconexión entre poblaciones y se han realizado pruebas piloto para actuar sobre los factores mencionados. Este trabajo se ha llevado a cabo gracias a la tarea de investigación de los últimos años del científico Salvador Salvador, en el marco de varias becas de apoyo tanto del Zoo de Barcelona como del Departamento de Territorio y Sostenibilidad.

En este marco, en 2019 se han invertido más de 60.000 euros en las actuaciones destinadas a aumentar la población de este carnívoro poco conocido y muy amenazado en buena parte de la Península Ibérica y Europa Occidental.

Situación crítica en Cataluña

En Cataluña, su situación es crítica. Concretamente, se cuentan poco más de un centenar de ejemplares en núcleos poblacionales del bajo Ter (Baix Empordà), y en poblaciones muy pequeñas y aisladas otras zonas del Alt y Baix Empordà, del Ripollès y norte de la provincia de Barcelona.

En los últimos los últimos 40 años, el turón ha desaparecido de más del 80% de su antigua área de distribución en Cataluña. Entre sus principales amenazas se encuentra la desaparición de paisajes agrícolas tradicionales, un hábitat propicio donde actúa como aliado de los agricultores, dado que controla de manera natural las plagas de roedores y conejos. También lo amenazan los atropellos y la proliferación de especies invasoras competidoras, como el visón americano.

“El turón europeo puede servir como especie paraguas para los paisajes agrícolas, y su recuperación es una oportunidad para volver a llenar de vida nuestros campos y avanzar hacia una agricultura más respetuosa con la biodiversidad”, ha asegurado el investigador principal del proyecto, Salvador Salvador Allué.
 
En global, el proyecto espera triplicar la población en el Empordà, y conservar los ejemplares del Ripollès. También es clave para el futuro de la especie en Cataluña evitar el aislamiento genético de las diversas subpoblaciones existentes.  

Grupo de trabajo TuroCat desde el 2019

En el marco de este proyecto, el 2019 se ha creado el grupo de trabajo TuroCat, integrado por el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, el Zoo de Barcelona y la Asociación Trenca. Además, apoya personal y logístico el cuerpo de agentes rurales de la provincia de Girona, el IRTA. Mas Badia (Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca), la Universitat de Girona (UdG), el Centro de Recuperación de Fauna de los Humedales del Empordà, el Consorcio del Ter y varias entidades, propietarios de fincas y naturalistas ampurdaneses. Por último, también colabora económicamente la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Salvador Salvador es el investigador principal, asociado a la UdG.

El grupo TuroCat tiene como objetivo impulsar actuaciones destinadas a la recuperación del turón europeo en Cataluña. El año pasado se impulsaron toda una serie de acciones:

•    Se ha diseñado e implementado un plan de control y erradicación del visón americano en áreas sensibles para el turón, que ya acumula más de 200 capturas de visones americanos en las cuencas de los ríos Muga, Fluvià y Ter en sus tramos bajos (Girona).

•    Se ha realizado una prueba piloto de repoblación de conejo de bosque en el Parque Natural de los Humedales del Empordà con la liberación de 30 conejos provenientes de zonas de Lleida donde es extraordinariamente abundante. Ambas actuaciones se llevarán a cabo a gran escala durante el año 2020.

•    Se han identificado las áreas de mayor interés para reconectar los núcleos dispersos de turón en el Empordà, así como cinco tramos de carretera donde se concentran los puntos negros de atropellos, y se propusieron 21 actuaciones concretas para restablecer la conectividad y disminuir la mortandad en las carreteras del Alt y Baix Empordà.

•    Difusión y comunicación: Se han elaborado artículos publicados en prensa, comunicaciones para un congreso científico de ámbito estatal y otro internacional, así como charlas dirigidas a agricultores y naturalistas y gestores.

•    Seguimiento y estudio: Se han continuado haciendo tareas de seguimiento y estudio de las poblaciones de turón detectadas mediante campañas de fototrampeo. Se ha confirmado la presencia de la especie en masas forestales de la comarca del Ripollès, después de un trabajo de investigación para determinar su presencia en dos posibles nuevos núcleos.

•    Estudio de la dieta y genético: Se han analizado los contenidos estomacales de once turones atropellados para estudiar la dieta de los ejemplares autóctonos, y también se ha iniciado su estudio genético.

Para el director del Zoo de Barcelona, Antoni Alarcon, “el turón es una especie autóctona tan desconocida como amenazada en nuestro territorio. Es propia de unos hábitats y unos paisajes mediterráneos que hay que proteger y conservar; recuperar al turón es clave para lograr una coexistencia sostenible con la naturaleza, y aquí reside la misión del Zoo de Barcelona”.

Repoblación de ejemplares

Hasta el 2022, el grupo trabajará también para la liberación de turones europeos procedentes de zonas de la península Ibérica donde todavía son abundantes. Ya se han identificado las mejores poblaciones donantes y se han iniciado las conversaciones entre administraciones para hacer posible la captura, transporte y liberación de individuos, que se prevé llevar a cabo durante los años 2020 y 2021.

En este sentido, también se han identificado los puntos del Alt y Baix Empordà donde se instalarán jaulas de preliberación y donde se podrían liberar directamente ejemplares. Otros se destinarán en un programa de cría en cautividad para conocer mejor la biología y la reproducción de la especie. Para ello se cuenta con la experiencia en cría de visones europeos del centro de fauna de Pont de Suert, y el asesoramiento del Zoo de Barcelona.

En base a estudios recientes, las poblaciones del centro de la península Ibérica son genéticamente más próximas a las poblaciones supervivientes catalanas y se encuentran menos hibridadas con hurones domésticos que otras zonas donantes potenciales de Europa central y el Reino Unido.

El proyecto TuroCat que se desarrollará hasta el 2022, es financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el Zoo de Barcelona y el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat. Para garantizar la continuidad de las acciones, también se ha puesto en marcha el Grupo de Trabajo del Turón en Cataluña.

Volver al listado de noticias

 
Subir